Tentáculos penetran los agujeros de la negra